Aún no se extinguieron

No lo tengo del todo claro, pero estimo que fue hace millones de años que los dinosaurios desaparecieron. Lo único que encontramos hoy son restos fósiles de ellos. Sin embargo, lo que no se han extinto son las organizaciones con cuerpo (estructura) grande y cerebro chico, como el “amigo” de la imagen. ¿Te suena o te es familiar esta aseveración? ¿Lo asocias con alguna de tus experiencias?

El cambio de época en que nos encontramos comprende un gran movimiento que conlleva que la división entre personas que hacen y personas que piensan está tendiendo a desaparecer. Esto quiere decir que lo que está muriendo es la división social del trabajo tal cual la hemos vivido en los últimos 200 años, léase unos piensan otros ejecutan, unos planifican otros “reman”, unos mandan otros obedecen, unos son “los iluminados” y otros a “los que hay que iluminar”.

O en otras palabras, una organización que quiera proyectarse en el futuro y mantenerse en el camino, tendrá que ser más cerebro, reflexión y acción, timonel y remador, brújula y reloj.

Imagen11.png

El tránsito desde el mundo calesita al mundo rock & samba es un cambio también en el modo en que los humanos nos organizamos para producir bienes y servicios, un cambio profundo y de gran impacto también a nivel personal.

Mientras que la pirámide como metáfora de una organización fue predominante en los últimos siglos, actualmente la red, una red en movimiento (bandada de pájaros – pelotón de ciclistas) es el concepto más adecuado, eficaz y práctico para pensar el modo en que nos podemos “parar en el mundo”.

La red es al rock & samba, lo que la pirámide a la calesita.

La red es función, interés, movimiento, propósito, mientras que la pirámide es posición, cargo y status quo. En una coyuntura en cambio permanente, los sujetos para mantenerse en pie, psíquicamente hablando, cada vez más necesitan desarrollar habilidades como la autoconsciencia, la autodisciplina y el entusiasmo.

Imagen2.jpg

En el idioma de un psicoterapeuta (el mío), sujetos que sienten que valen, que tienen fuerzas y en consecuencia proyectos, capacidad para transformar la realidad… futuro.

Dice Marcos Buckingham, autor de negocios y management, que “lo contrario de un líder no es un seguidor, sino un pesimista”. Algo de esto es lo que hoy está en juego en nuestra sociedad y en nuestra comunidad, la capacidad para entusiasmar, para entusiasmarse, con una causa, con un proyecto.

Y vos, ¿con qué vibras, con qué actividad se te pasa el “tiempo volando”; en tu historia, en tu novela personal, qué fue aquello que te entusiasmaba mucho y tal vez dejaste de hacer? Si tu fuego está vivo, salud !! Si está apagado, ¿aún queda alguna brasa que lo reviva?

7 comentarios sobre “Aún no se extinguieron

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s