Que no sea el cuerpo el que hable

No te hagas mala sangre, me pateó el hígado, se me partió el corazón, me cagué todo, se me parte la cabeza. ¿Te suenan? Son expresiones que hablan de nuestro ser, de nuestro organismo y de la unicidad mente-cuerpo. O en otras palabras de lo imposible de concebir que una y otra cosa están separadas.

Seguir leyendo “Que no sea el cuerpo el que hable”

El poder de la mente sobre el cuerpo es ilimitado

Comparto una nueva entrevista publicada en La Vanguardia, en su sección La Contra, en esta ocasión a la neuróloga irlandesa Suzanne O’Sullivan.

Cuándo empezó a tomarse en serio las enfermedades psicosomáticas?

La primera vez que tratas a un paciente con una enfermedad física para cuyos síntomas no existe explicación médica lo despachas sin más, eso no va contigo, ni siquiera lo estudiamos durante la carrera.

Seguir leyendo “El poder de la mente sobre el cuerpo es ilimitado”