Perder el alma ganando

Regreso al cine y a las reflexiones sobre asuntos más íntimos: las luces y sombras de los sujetos. En esta oportunidad el disparador para la reflexión es Match Point, la notable película de Woody Allen, estrenada en 2005 y que contó con la participación estelar de la por entonces en ascenso actriz Scarlett Johansson.

Seguir leyendo “Perder el alma ganando”

Vienen armadas

En un post anterior mencionaba que el patriarcado agoniza, en un marco general caracterizado por la caída de referentes religiosos, políticos y laborales. Muchos hombres, en este contexto, se encuentran descolocados, desorientados y deambulando entre la violencia y actitudes infantiles.

Seguir leyendo “Vienen armadas”

¿Dónde está el jinete?

Quedó cansad@, exhaust@. Durante varios minutos, que parecieron horas, experimentó estos síntomas: dolores en el pecho, palpitaciones, vértigo, mareos, dificultad para respirar y entumecimiento en las manos, escalofríos y un miedo intenso a morir. Esta experiencia l@ dejó como si un tren le hubiera pasado por encima.

Seguir leyendo “¿Dónde está el jinete?”

Levántate y pelea

El siglo XX estuvo jalonado por dos grandes guerras mundiales que propiciaron, entre otras cosas, que la mujer pasara de ocuparse casi exclusivamente de la casa y los niños a también decir presente en el espacio público y el mercado de trabajo que otrora “perteneciera” casi exclusivamente al hombre. Un siglo finalizó y otro comenzó y en ese tiempo la mujer, a fuerza de inteligencia, intuición y sacrificio, ha pasado a competir de igual a igual con el hombre cuando de ocupar puestos laborales se trata.

Seguir leyendo “Levántate y pelea”

Más buceo, menos surf

Leer un libro es una experiencia de largo aliento. En términos generales, uno pasa horas y horas leyendo una historia que, dependiendo del tiempo que le pueda dedicar, terminará al cabo de días o semanas. Me corrijo con respecto a lo de largo aliento, en el sentido que puede ser largo el tiempo del reloj y no así el psíquico (“el tiempo se pasó volando”), dada la experiencia de inmersión que suele producirse cuando leemos buenas historias, buenos libros. Seguir leyendo “Más buceo, menos surf”