Detenedme y devolvedme

En Roma los esclavos llevaban colgados de su cuello un cartel que decía: Detenedme si escapo y devolvedme a mi dueño (Tenemene fucia et revo cameadomnum et viventium in aracallisti). No solo siglos han pasado desde entonces: hoy día pululan por doquier las cámaras de videovigilancia, estamos hiperconectados como nunca antes y la esclavitud está abolida.

Seguir leyendo “Detenedme y devolvedme”