Carretera y equilibrio

Estos últimos días de abril han estado enfocados en el trabajo junto a profesionales de la salud y organizaciones de pacientes que prestan un servicio de mucho valor, frecuentemente subestimado y no utilizado por los prestadores sanitarios. El miércoles 25, en la Peluffo Giguens, con Licenciadas de Enfermería conversando sobre Humanización y ayer viernes en Treinta y Tres en una charla sobre la necesidad de poner al paciente en el centro del sistema sanitario.

Seguir leyendo “Carretera y equilibrio”

Ojo con la ola

Desde que era niño me recuerdo interesado en la historia, los personajes, las fechas, los datos y esos asuntos. Con mucha simpatía me acuerdo del comentario de un profesor de historia cuando estaba en los primeros años del liceo, quien ante una pregunta que formuló (la fecha de la independencia de un país) y nadie en la clase supo responder, afirmó: “Agustín seguramente sepa esa fecha”. No tengo dudas que ese como otros hechos van significando mojones a partir de los cuales las personas (los sujetos) nos vamos construyendo.

Seguir leyendo “Ojo con la ola”

Levántate y pelea

El siglo XX estuvo jalonado por dos grandes guerras mundiales que propiciaron, entre otras cosas, que la mujer pasara de ocuparse casi exclusivamente de la casa y los niños a también decir presente en el espacio público y el mercado de trabajo que otrora “perteneciera” casi exclusivamente al hombre. Un siglo finalizó y otro comenzó y en ese tiempo la mujer, a fuerza de inteligencia, intuición y sacrificio, ha pasado a competir de igual a igual con el hombre cuando de ocupar puestos laborales se trata.

Seguir leyendo “Levántate y pelea”

Más buceo, menos surf

Leer un libro es una experiencia de largo aliento. En términos generales, uno pasa horas y horas leyendo una historia que, dependiendo del tiempo que le pueda dedicar, terminará al cabo de días o semanas. Me corrijo con respecto a lo de largo aliento, en el sentido que puede ser largo el tiempo del reloj y no así el psíquico (“el tiempo se pasó volando”), dada la experiencia de inmersión que suele producirse cuando leemos buenas historias, buenos libros. Seguir leyendo “Más buceo, menos surf”

Viejos son los trapos

La semana pasada, terminando una consulta, una paciente, sexagenaria larga ella, me pregunta si atendía muchas personas mayores. Dado que estábamos finalizando la sesión le propuse retomar el tema en la siguiente, y abordarlo a partir de dos interrogantes: “¿por qué me preguntas eso”? y “¿qué querés decir con mayores?”.

Seguir leyendo “Viejos son los trapos”